Posturas de equilibrio sobre manos

El “desequilibrio” y la agitacion en nuestro día a día es una importante fuente de estrés y de alteración emocional que nos genera numerosos problemas. Por ese motivo, encontrar el equilibrio en un asana o postura de yoga es fundamental; Avanzar en el equilibrio en tu práctica de yoga ayuda en el equilibrio en todos los demás aspectos de tu vida.

yoga en pamplona bakasana

Estas asanas de equilibrio aportan seguridad, conocimiento y autosuficiencia. Dentro de estas asanas, aquellas en las que los brazos sostienen el peso de todo el cuerpo, mejoran la fuerza y tonifican, especialmente la parte superior: torso, espalda y brazos. Estas posturas aumentan el tono corporal y la unión de la mente y el cuerpo.Se trata de un trabajo de fuerza y confianza, de conocimiento y coordinación.

KAKASANA Y BAKASANA

bakasana #yoga

La postura del cuervo (kakasana) o de la grulla (bakasana) son unas posturas que fortalecen, y son un reto para el equilibrio y la confianza.

Para entrar en ella, primero preparamos el cuerpo con un calentamiento, con un karana en el que incluyamos posturas como “adho mukha svanasana” (perro boca abajo) para testar y calentar la articulación y los musculos de brazos, hombros, pecho y espalda.

Colócate “a cuclillas”, eleva ligeramente los talones y traslada el peso hacia adelante, acercando las rodillas lo mas cerca de los codos. Observa si puedes mantener una rodilla tocando el codo y/o finalmente subirla sobre el codo-triceps. Se trata de ir comprobando como, con la practica, el cuerpo va “entrando” en el asana. Disfrutando en cada momento del proceso.

Cuando salimos de la postura, te recomendamos que hagas alguna contrapostura, como por ejemplo, la postura del “camello” y también ejercicios de relajación de muñecas.

Como sabes, en el yoga no se trata de lograr ciertas posturas o asanas sino descubrir, encontrarse y “aceptar lo que Es” en el proceso, durante tu colocación, durante tu respiración mientras indagas en el asana; Es reconocer tus capacidades en este momento. Por lo tanto, indaga en confianza, escuchando cada mensaje que te trasladan los músculos, articulaciones, y tus emociones. No fuerces, sufras y busques un limite a través del dolor: Profundiza en la intensidad, sin sufrimiento.

Asana, posturas de yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 686 920 537
  • contacto@amaraomyoga.com