Permiso para ser real

 

 

Encuentra tu Ser real, no necesitas permiso.

En esa máscara, en esa cortina que aparece y desaparece, se esconde tu propósito y tu intención.

Nos presentamos al mundo con una pantalla que creemos nos define (y queremos/necesitamos nos defina/proteja). Un hecho que nos pasa a la mayoría de los seres humanos. Y lleva toda una vida (y para algunos ni siquiera toda una vida de indagación) aprender a conectar con nuestra alma, traspasar todas las capas de la inconsciencia.

La mayoría de nosotros/as buscamos la manera de encontrar lo real en nuestras vidas. Y lo hacemos sin percatarnos de que primero conviene observarte a ti misma/o. Toda esa personalidad, pensamientos, valores, estética… que muestras al exterior. ¿Te has planteado la posibilidad de desapegarte y tomar distancia? ¿Como te has sentido? Si consigues presentarte al mundo sin ella, ofreces la misma oportunidad a los demás para que hagan lo mismo. Y se sientan seguros en el proceso. Valentía, coraje.

Una personalidad real se siente cómoda sin su mascara, porque ha aprendido que lo externo no la define. No siente vergüenza por sus “fallos”, por sus “límites”, por ser diferente al concepto de perfección de su alrededor. No presentan un Yo falso para parecer lo que no son,  parecer más perfectos, más poderosos o más independientes…Esas personas que consiguen vivir sin máscara comparten todo su ser único y los que las rodeamos tenemos la suerte de conocerlas.

 

A la larga la carga de esta máscara se hace cada vez más pesada (mantener los deseos y proyecciones de los demás se suman a tus propios miedos y deseos) y genera esta sensación de “no ser suficiente”, o sentir que lo que eres ahora está incompleto. Es cada vez más difícil quitarte esa proyección que has creado de ti. La máscara de humo y algodón se convierte en plomo y acero.

Pero no hay que judgar. Estas reflexiones no deben servir a tu Ego y ser alimento de unicornos para valorar o no a las personas que te rodean. Todas/os hacemos lo que podemos. Y Tu eres Yo. El aprendizaje comienza observándose a uno/a misma y reconociendo que tu eres ese juicio. Tu eres el juicio mismo. Si consigues identificar el pensamiento de que te ves atrapada por una “mascara”, enhorabuena, ese es el primer paso. Ahora es tiempo de decidir trabajar en ello o no. Esto requiere valentía y práctica constante en el HECHO (no en el pensamiento) de que te vas visto “enganchada” en un patrón.

Esas personas a las que me refiero, libres de máscara (o, por lo menos lo intentan), son aquellas que entran a una habitación y, sin hablar, ofrecen tranquilidad, humor y calidez. Son capaces de reírse de si mismas. Incluso reirse de su propia sonrojez. Reconocen sus arrugas o sus kilos de más y se ríen de sus excentricidades personales sin desilusionarse.

Personas así nos inspiran a soltar nuestras propias defensas y aprender sobre la humildad.Mil gracias por existir.

Om shanti

Amara

 

meditacion, motivación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 686 920 537
  • contacto@amaraomyoga.com