El camino es hacia adentro

Esperanza por la muerte de la esperanza.
Nace el ave del paraíso
De las cenizas de la ilusión
Pájaro con tus alas y Ojo de Fuego”

– Jalal-ud-Din Rumi

 

¿Cómo está tu espacio interno? ¿Cómo cuidas tus pensamientos? ¿Cómo abrazas tu vulnerabilidad?

Estos días son un reto para la sociedad. Esta situación excepcional puede tomarse y experimentarse como una experiencia o bien reveladora o bien todo lo contrario. La mente puede ser tu mayor amiga o tu peor enemiga al mismo tiempo.

Y es que, es cuando todo ese “ruido”, o esos pensamientos , experiencias y sensaciones contenidas, a las que antes no prestábamos tanta atención,  se hacen más visibles y presentes. Toda esa energia y movimiento cambiante, reactivo, que como la gasolina hace que todo nuestro sistema reaccione; es ahí donde nuestro cuerpo y nuestra mente se hacen más vulnerables. Y somos más conscientes de ello. La pregunta es: ¿Estás preparada para verlo? ¿Estás preparada para sostenerlo?

Esta puede ser una buena oportunidad para no ignorar. Para comprender y abrazar lo que ocurre con calma. Para desarraigar algún patrón o darte cuenta de “algo”, o puede tomarse como todo lo contrario: cerrarse a una idea de calvario y un estado de obsesión y ansiedad.  

La decisión es personal y respetable. Obsérvalo y escríbelo en un papel o reconoce qué patrón de personalidad estás escogiendo tener. Contémplalo en la distancia. Y al verlo, ¿Qué te hace sentir al verlo con perspectiva? ¿Qué puedes hacer para ayudar, abrazar, acompañar, reconducir y liberar ese pensamiento o sensación? ¿Puedes decirle a tu pensamiento o sensación que la comprendes, que la “ves”, que sabes que necesitaba tu atención? Y te comunicas con ella diciéndole que  estás ahí para abrazar a la vulnerabilidad y al miedo de la enmarca y la subyace?

En esta situación de contención nos olvidamos que se genera una situación de falta de expresión, de libertad. La mente y el cuerpo posiblemente clamen ser liberaros y vividos en su expresión normal. Es por ello muy importante no distorsionar la realidad camuflando esta experiencia con sensaciones que no son nuestras. Si sientes rabia, temor, miedo o angustia son experiencias completamente normales y experiencias que todo el mundo debemos respetar y comprender. No todo el mundo tiene los mismos recursos, internos y externos. Ni todo el mundo sabe cómo despertarlos y/o generarlos. Por eso, estos días necesitamos repartir a espuertas muchiiiísimo amor.

Por ello, no suprimas o aisles cosas. Permite que todo se exprese, que todo lo que tenga que emerger salga al exterior. Salta, corre, canta, baila. Encuentra tu manera de liberar. Y, a veces, la liberación puede ser hacia adentro: mira adentro, respira, e indaga en la profundidad sin limites, ni paredes, ni barreras que hay en el universo de tu interior. En lo profundo verás un lugar en calma, al que siempre puedes acceder, en el que siempre puedes recuperar energía, amor y luz. Tu ser es la mayor fuente de fortaleza, salud y liberación que existe.

Aprovecha estos días para realizarte las siguientes preguntas- prácticas, de interiocepcion y autoobservacion:

PRACTICA 1.

Practica la AUTOEXPRESION. Expresa a tu mundo más cercano o a quien consideres tus esperanzas, sueños y todo tipo de sensaciones. Haz de estas palabras una muestra de autenticidad, que estas palabras sean TU, desde el AMOR y la VERDAD. Y si sientes que hay algo que te reprime, pregúntate: ¿Qué es lo que me está reprimiendo?

PRACTICA 2.

Observa la diferencia entre LO AGRADABLE, Y LO AUTENTICO. Fijate en situaciones cotidianas en las que fuiste agradable. ¿Cómo te hizo sentir esta experiencia? ¿Cuáles fueron los resultados?. Ahora fíjate en experiencias (de ahora o pasadas) en las que te sentiste o fuiste “auténtico/a”. ¿Qué te hizo sentir esa experiencia? ¿Cuáles fueron los resultados?…¿Te das cuenta de si buscas la aprobación continua de alguien? ¿De quién buscas la aprobación?

PRACTICA 3

Reconoce cuales son tus NECESIDADES. Y asocia a cada una de tus emociones que surjan estos días a una necesidad. Haz una lista de emociones y, al lado, haz una lista con necesidades. Observa la relación entre una y otra lista.

Puedes escribir todo esto en un cuaderno personal y hacer reflexiones internas al respecto.

Como el ave del paraíso, del fuego renacerá la virtud, la verdad y tu verdadero Ser.

Abrazos,

Amara

coronavirus, Yoga, Yoga españa, Yoga pamplona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 686 920 537
  • contacto@amaraomyoga.com
× ¿Cómo puedo ayudarte?