La importancia de encontrar tu propia ALINEACION

Si eres practicante habitual de Yoga habrás escuchado en multitud de ocasiones en las clases pautas de alineación como “coloca los pies paralelos y a la altura de las caderas” en el perro boca abajo, o “coloca los brazos paralelos al subirlos cuando inhales en el saludo al sol”, o “coloca la pelvis alineada en el plano de las piernas” en Trikonasana, por dar unos ejemplos… (yo suelo dar estas indicaciones en mis clases). Todos estos tips o “pautas” ayudan para conectar en el vinyasa krama o secuencia, ayudan a conectar, a mantener la atención y a activar la energía, pero no deben de suponer una lucha, enfrentamiento o resistencia.

Algo que no solemos percatarnos es que además de tener músculos, tenemos también tendones y  huesos. Y que debemos comprender y respetar sus características. Parece una obviedad, pero creedme que en ocasiones se nos olvida. Un paso fundamental para una practica saludable y consciente de Yoga es comprender como es esa anatomía y como funciona el esqueleto en la movilidad. Todo esto forma parte de tu capacidad de indagar, de tu parte sutil, y de mantener la atención.

UNA CUESTION DEL ESQUELETO Y LA ESTRUCTURA ORGÁNICA

No todos tenemos la misma estructura anatómica, no todos nacemos con la misma estructura ósea y articular, todos somos ligeramente diferentes. Partiendo del hecho de que en india se sientan desde pequeños en el suelo y que las series y secuencias tradicionales surgieron allí, es indispensable plantearte que igual tu anatomía puede diferenciarse de los yogis indios, o que si en tu vida antes del yoga no has sido muy flexible, igual te costará un poco más de tiempo seguir según qué secuencias o incluso que haya posturas que no podrás hacer (no pasa nada, no eres menos yogi por no hacer el loto, tranquila/o !). Hay que re-conectar y volver al cuerpo, TU cuerpo y aceptar como Eres para que puedas realizar una practica saludable, consciente y transformadora; de eso se trata. Asana es un medio fantástico que nos ha regalado el Yoga, pero tu no eres una simple “herramienta”, eres un ser orgánico maravilloso y fuerte, pero también hay que reconocer nuestra fragilidad. El cuerpo nos ayuda a indagar a través del El y de la energía desde la inteligencia corporal, no desde el intelecto o desde el “Yo”.

Hay personas que por su estructura ósea sólo pueden colocar los pies de estas maneras. El angulo del femur y la tibia determinan la posición del pie. En vez de enfocarnos en "alinear" los pies, mejor enfoquémonos en observar las rodillas y la acción de los aduptones hacia adentro.

Imagenes del Yoga International by Joe Dully and Morgan Jeske

 

En la anterior imagen observáis los diferentes casos que se pueden dar en adho mukha svanasana o “perro boca abajo”. Hay personas que por su estructura ósea sólo pueden colocar los pies de estas maneras. Ninguna de las figuras que se muestran en realidad es mejor que las demás si existe una restricción esquelética. Y esto no es malo ni bueno, simplemente es así. La cadera, y el ángulo del fémur y de la tibia determinan la posición del pie. Desde un punto de vista anatómico, en vez de enfocarnos en “alinear” los pies, mejor enfocarse en observar las rodillas, protegerlas con la acción de los cuadriceps, la acción de los aduptóres hacia adentro y estirar la espalda en lo posible, con atención en los hombros, por ejemplo.

Esto es algo que en ocasiones  podemos pasar por alto en nuestra practica o cuando instruimos a algún alumno/a. Es importante ser consciente de esto. Por ello, especialmente aquellos que practicáis Yoga intenso, en la que haya repetición o secuencia, es fundamental conocerse y reconocer las restricciones reales de la anatomía. Y, en especial, las restricciones del esqueleto (no es una cuestión de miedo o resistencias mentales o emocionales, las restricciones oseas son un hecho real que os ilustraré con unas imágenes). Sobretodo fundamental indagar con humildad, en la propiocepción (la escucha de tus sensaciones internas), la paciencia, y el desapego. 

“Propiocepción, paciencia y desapego”

La conciencia de tu movilidad, sus resistencias, la aceptación de tus circunstancias particulares y el reconocimiento de tus hábitos mentales y corporales son unas de las  claves fundamentales para que realices una práctica equilibrada. No se trata de conseguir “ser más acróbata”, pasarte del límite o sentirte más “iluminada/o” por entregarte al máximo a la practica; cuidado porque puede ser que el Ego te esté jugando una mala pasada. El yoga trata de ser conscientes.

La tranformación y la practica de Yoga Asana implica tiempo, dedicación y , sobretodo, paciencia. Todos tenemos posturas que sabemos que HOY no podemos hacer. Tu grado de “iluminación” depende de saber reconocer donde estás.

Imagenes del Yoga Internacional. By Morgan Jeske and Joe Dully

    pic-5   pic-3
Imagenes de PTDC. Aqui podemos ver algunas diferencias entre caderas y fémures. Como podeis comprobar nuestra movilidad depende de este “andamio” que nos sostiene.
 

En las imagenes superiores podeis observar las diferencias entre dos caderas y dos fémures. Observar como las cabezas de los fémures presentan un ángulo completamente diferente. Una de esas personas tendrá seguramente mucha más facilidad que la otra en realizar, por ejemplo, la postura del loto o del medio loto. Y así con muchas más asanas. Estas características oseas pueden hacer que unas personas tengan más dificultades que otras personas incluso en posturas aparentemente sencillas, como por ejemplo en Paschimottasana o en Uttanasana (flexiones hacia adelante), porque tanto tu pelvis como tu fémur te están limitando la movilidad (no solo la espalda o los isquiotibiales).

 

COMO PROGRESAR “DESDE TU PROPIA ALINEACIÓN”

 

Desde que empecé a dar clases de yoga he visto en las clases muchos tipos de personas y cada una de ellas me enseña a través de su propia movilidad. Hay alumnos/as que no pueden llegar con la frente al suelo en balasana (postura del niño o la hoja plegada), ni siquiera bajar el pecho o ligeramente el cuello o la cabeza y tienen que vérselas para estar cómodos en esa postura. Posturas que para unos se realizan con mucha facilidad – e incluso como postura “de descanso”-,  para otras es un suplicio. O, por ejemplo, en adho mukha kapotasana : para muchas personas les resulta muy difícil intentar apoyar la cadera (ya no digo apoyarla). En muchas ocasiones, por ello, utilizamos los bloques, cintas o diferentes útiles para facilitar estas posturas, pero siempre lo realizamos con conciencia de los limites de cada un@, y sabiendo cuando y como ir progresando sin ellos. 

La menor manera de progresar en tu practica, es a través de la conciencia en la respiración y en la conciencia de tu inteligencia corporal. ESCUCHATE.  Profundiza en cada asana desde la intensidad y la entrega sin resistencias, desde el no-sufrimiento, siempre desde la compasión, el Amor y el respeto hacia tu organismo. Pratyahara, o propiocepción, los “sentidos hacia adentro”, es uno de los ocho pasos del yoga (ashta= ocho/ anga=pasos). Animo y energia en la practica yogis!

“...Como la vida misma, el yoga es infinitamente creativo, expresándose en multitud de formas, recreándose para satisfacer las necesidades de tiempos y culturas diferentes. Es liberador darse cuenta de que las posturas de yoga no son fósiles, están vivas y llenas de posibilidades. Eso no quiere decir que honrar la tradición no es importante. Es vital honrar el objetivo común que ha unido a los yoguis durante siglos: la búsqueda del despertar. También podemos honrar las formas de yoga -las asanas específicas- como sondas para explorar nuestras propias formas particulares, para probar los límites y extender las posibilidades de los cuerpos que nos han dado. Al hacerlo, podemos recurrir a la experiencia de los yoguis que nos han precedido: la sabiduría que gradualmente se acumula con el tiempo sobre el trabajo con las energías sutiles del cuerpo mediante prácticas físicas…”
Anne Cushman. Yoga journal 2007
 

Finalmente Aqui os dejo un articulo del Yoga International sobre “la alineación” o no de los pies, y  también  también otro muy interesante, sobre algunas diferencias anatómicas comunes en el sistema esquelético que aparecen en mayor o menor medida en todas las personas. Verás que hay variaciones en los ángulos de los huesos y en su propia forma. Esto limita y reorienta la movilidad y estabilidad de su estructura afectando a toda tu anatomia.

En estos casos  se muestran la pelvis, el femur y la tibia pero también podemos extender esta idea a otras partes del cuerpo: como la articulación de las escapulas-hombros y su repercusión en los codos-manos.

Disfrutad y feliz practica!

The Real Reason Why People MUST Squat Differently
     

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.
Press enter to search