El Poder de la Atención

La Atención es la capacidad de conocer que las cosas existen. Entonces, si estás llevando la atención a algo conectas con su existencia. Y por tanto, conectas con tu existencia.

El aspecto de la Atención es un tema clave que se ha estudiado desde numerosas filosofias y tradiciones como es el Budismo, las diferentes ramas del yoga o también la Vedanta-Advaita. La meditación se está redescubriendo hacia nuestra sociedad “occidental” como una herramienta básica sorprendente para mejorar nuestra calidad de vida e incluso ayudar en la recuperación de diferentes patologías. Recientemente, bajo el término Mindfullness, se utilizan las herramientas que la Atención y la meditación ofrecen para generar bienestar, calma y regulación del estrés.

El punto de referencia con respecto al Mindfullness es el Instituto de Tecnologia de Massachusetts (MIT) en Boston, en colaboración con la Universidad de Harvard (https://medical.mit.edu/community/wellness/classes/mindfulness-meditation). Estas técnicas de mindfullness están basadas en estudios que la ciencia a realizado sobre diferentes practicas que han observado sobre monjes budistas y técnicas de meditación de diferentes filosofías orientales. Se han mostrado enormes beneficios para el ser humano, entre otras cosas se ha estudiado y demostrado la fascinante capacidad de las técnicas de Atención, meditación y de la gestión emocional, para generar cambios físico-químicos en nuestro cerebro. Es más, se ha observado la capacidad de nuestro cerebro a través de estas practicas de generar nuevos recorridos neuronales y nuevas neuronas (neuroplasticidad). Para más información os recomiendo enormemente visualizar, por ejemplo, el siguiente documental.

…La atención es un continuo porque siempre está, aunque tu no seas constiente de ella…”

Para entender la naturaleza de la atención  desde la Vedanta-Advaita integran un concepto llamado “el continuo”. Con esto se muestra que la naturaleza de la conciencia, y la naturaleza de la atención, es un continuo; un espacio sin fronteras ni limitaciones. Si utilizamos la idea de “un espacio” como lugar de referencia para fijar nuestra atención esto nos ayuda a progresar en ella, nos ayuda a focalizarla. Algo interesante que comentar es que siempre existe la atención. No se vaporiza y vuelve cuando quiere.¿Que quiero decir con esto? La atención es un continuo porque siempre está, aunque tu no seas consciente de ella. Por ejemplo, intenta no tener atención ahora. Verás que no puedes.  Siempre existe. Aunque siempre suele “saltar” de un lugar a otro y no siempre está donde queremos que esté (o donde debería). La clave es establecer en este “continuo” la importancia de que lo que merece ser atendido es el Presente.

Para comenzar a entender esto, nos puede ayudar ver este video:

Algo que nos ayuda a entender la dinámica de la atención y de la meditación es  por un lado el concepto de la individualidad o del Yo y la comprensión del funcionamiento de nuestra mente-cerebro, y por otro lado el concepto de meditación objeto-sujeto y de lo que se llama “no-dualidad”.

El concepto de Individualidad y la meditacion

La individualidad es el obstáculo mayor para trascender sobre nuestro estado de conciencia. Me explico (especialmente, para que aquellas personas que creen que esto lo “dicen las sectas” y que es una manera de “borrar la mente” o cosas asi….):¿Porque digo que la individualidad o la personalidad es un obstáculo? Porque si me identifico con mi personalidad me identifico continuamente con mis miedos, mis deseos, mis frustraciones y mis anhelos. Y esto, se cronifica y hace que esté atada continuamente a este condicionante (que mi mente, por mi trayectoria y educación, se ha creado).

Cada una somos maravillosas como somos aceptando lo que es, y hay que fluir hacia cada uno de nuestros objetivos vitales. Otra cosa es cuando queremos profundizar en la naturaleza de nuestra conciencia, de lo que Somos. Cuando queremos trascender sobre ciertos miedos, ahí es donde hay que desapegarse. Incluso desapegarse de tu Yo.

Estamos profundamente aferrados ese concepto de identificación que hay sobre el Yo. Y esto es algo que la biologia nos regaló con la adaptación. Es un recurso de supervivencia que hace 300.000 años nos servia para huir de los depredadores y sobrevivir, pero que ahora nos genera otras consecuencias catalizadas con la propia acción de nuestra cultura y sociedad: Expectativas, Deseos y Poder. Al final, honestamente, todo sigue siendo miedo a la muerte y la necesitad de sentirse acompañad@.

La identificación con el Yo es uno de los factores limitantes que hacen que tu espiritu o la conciencia de lo que eres se mantenga retenida en el miedo. En la practica, durante la meditación, cuando nos relajamos y “soltamos” del Yo, es cuando sentimos la atemporalidad y la Presencia. ¿Y como lo hacemos?¿Como conseguimos “soltar el Yo”? Hay diferentes técnicas que puedes utilizar, una es llevar la atención completamente a un objeto de atención, que puede ser una vela, tu respiración, o cualquier otra cosa, a través de ejercicios de concentracion (que puede ser externo a ti o dentro de tu propio cuerpo) y otra manera es generando lo que se llama “el observador imparcial“, llevando la atención (que siempre existe) a un “observador externo”, imaginándote desde fuera de tu escena, observándote a ti y todo lo que hay alrededor.

Cuando la persona practica estos estados de desapego del Yo indagando a través de la concentración y la atención continua sobre algo, llega un momento, espontáneo (No se busca. Llega), en el que el objeto de atención y el observador “se funden” y surge la atemporalidad. Eso es meditar.

La dinámica  básica de la atención

Cuando empezamos a meditar ayuda entender este concepto de la dinámica fuida de la atención entre objeto y sujeto de atención.

El paso previo a la meditación es un profundo estado de concentración sobre algo. Esto al principio no será del todo facil, especialmente a las personas que están muy estresadas, con un continuo de de cosas por hacer, atadas al movil etc. Pero es posible, con practica, intención, esfuerzo y constancia. Los pequeños pasos marcan la diferencia. Paciencia.

…Todo empieza con pequeños gestos y desde el Presente…”

En la concentración sobre algo existe un objeto de observación y un sujeto de observación. Continuamente la atención viaja de uno a otro (sujeto-objeto-objeto-sujeto), continuamente. Si continuamos la observación, la gran parte de la atención va hacia el objeto (que puede ir cambiando de lugar en en mismo objeto. Por ejemplo, cuando observas una vela, la atención va a la llama pero a veces ha saltado a la cera, a otros lados de la llama etc) pero hay una pequeña parte que aun sigue en mi. Si la atención es profunda, hay momentos en los que toda la atención esta en el objeto. ¿Que ha pasado ahi? ¿Se ha pedido el sujeto? ¿Donde estabas tu? …¿Hay conciencia si no hay YO?

Un ejemplo que ayuda a entender esto, y que suelo contar en mis clases, es cuando nos vamos al cine y vemos una pelicula. Hay momentos en los que nos metemos tanto en la vida y la historia de los personajes de la pelicula que nos olvidamos de “nuestra butaca”. Llega un momento en el que te preguntas …”Vaya si me he metido en la pelicula…¿donde me fui?”. Eso es que toda tu concentración estaba en la pelicula. Pero tu no te moviste de sitio. Estabas ahi. Tu Yo estaba “fisicamente” ahi pero no estaba “mentalmente”. Entonces…¿Desapareció tu Yo? Si, desapareció. Desapareció el concepto de ti. Pero si que había Conciencia. Esa es la clave.

Todo empieza con pequeños gestos y desde el Presente. No hace falta que te sientes todos los dias delante de una vela. A todos nos salen mil excusas para “no tener tiempo”, sino seguro que nos las inventamos. La “iluminación” solo existe en Presente y en lo cotidiano. Cuando la vida no nos lo pone fácil, Respira y concentrate en tu respiración. Cuando camines por la calle, cuando entres a un supermercado, cuando vayas en el autobus. Respira y concéntrate en tu respiración. Observate a ti mism@ y focaliza la atención en la intensidad de ese momento. Intenta no irte al pasado ni al futuro (tengo que…tengo que…). Encuentra el milagro de percibir la vida en este mismo presente. Ahora mismo. Cada minuto que estas viv@ es una oportunidad de sentirte y maravillarte.

Om shanti

Amara

   

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.
Press enter to search