Permiso para ser real

    Encuentra tu Ser real, no necesitas permiso. En esa máscara, en esa cortina que aparece y desaparece, se esconde tu propósito y tu intención. Nos presentamos al mundo con una pantalla que creemos nos define (y queremos/necesitamos nos defina/proteja). Un hecho que nos pasa a la mayoría de los seres humanos. Y lleva toda una vida (y para algunos ni siquiera toda una vida de indagación) aprender a conectar con nuestra alma, traspasar todas las capas de la inconsciencia. La mayoría de nosotros/as buscamos la manera de encontrar lo real en nuestras vidas. Y lo hacemos sin percatarnos de que primero conviene observarte a ti misma/o. Toda esa personalidad, pensamientos, valores, estética… que muestras al exterior. ¿Te has planteado la posibilidad de desapegarte y tomar distancia? ¿Como te has sentido? Si consigues presentarte al mundo sin ella, ofreces la misma oportunidad a los demás para que hagan lo mismo. Y se sientan seguros en el proceso. Valentía, coraje.

El secreto de entregarse

Las posibilidades son inmensas. Y en el proceso de comprender que los límites los construimos cada un@ de nosotr@s, aprendemos lo que nos toca aprender.La vida nos prepara para Ello. Nuestro cerebro ha aprendido a activar el control para conseguir nuestro objetivo, satisfacer el sistema y como modo de supervivencia (que nos ayudó mucho cuando estábamos en las cavernas). Pero hay muchos objetivos y metas que nos proponemos que son fruto de un producto cultural en el que se premia el éxito y el poder. Y aquí la sociedad de consumo y la economía del éxito tiene mucho que decir. Estos aspectos que quizás podrían quedarse sólo en el ámbito laboral se heredan en el campo emocional para todas las demás facetas de nuestra vida. Como es el caso de nuestro “ideal familiar”, los amigos, nuestra practica de Yoga (cuanto nos estiramos, cuan fuerte estamos, qué experiencia extrasensorial he tenido…) nuestros propósitos profundos vitales y cualquier pequeño aspecto cotidiano que implique “lograr-conseguir algo”. Como, por ejemplo, que tus zapatos queden siempre lo más limpios posible, o que salgas “perfecta” siempre de casa. 

Las capas de la Consciencia.

  Explora las capas de tu cuerpo y de tu Ser interior para conectar con tu centro de bienestar. Si sabes encontrar siempre ese lugar profundo, de calma y paz, siempre lograrás volver a tu hogar. En este articulo me gustaría mostraros información que puede amplificar los horizontes de tu práctica. No se trata de que sencillamente “creas”, sin establecer tu modo critico a lo que voy a escribir a continuación. Mi propuesta es que te sirva de experimentación, que indagues y sobretodo, contemples todas las posibilidades para amplificar tu consciencia de ti y del mundo que te rodea. El objetivo es que puedas maravillarte, desde el desapego incondicional a tu practica de yoga, sin proyección ni espectatíva. Es desde ahí, para mi, desde donde surge la magia.

Equilibrio entre la Acción y la Entrega

 Sthira sukam asanam. Este sutra es para mi uno de los más importantes y nos muestra que la practica (en el Yoga y en la Vida) tiene que haber un equilibrio entre la Acción y la Entrega (dejar Ser), así como hay equilibrio entre el Yin y el Yang, entre la luz y la sombra, entre dar y recibir. Se trata de un aspecto dual (que también puede abarcar todos los coloridos intermedios) que, en el fondo, tiene que ver en cómo gestionas y regulas tu energía. Al principio quizás puede parecer sencillo pero en la practica, muchas veces, no lo es tanto; en ocasiones nos dejamos llevar por la inercia.

Las cuatro cosas importantes que aprendi

Cuando empecé a practicar Yoga, me asombre por la capacidad sutil que tenia esta practica para trasladarme a un espacio de Calma y Felicidad desde la Presencia. Conforme fui profundizando comencé a maravillarme también por las asanas, y comenzaba a probarlas con curiosidad. Algunas eran accesibles y otras no tanto. Y el Yoga asana, junto con la danza,  el pranayama, la meditación y el trabajo energético fundamentarían mi indagación del dia a dia. Se aprenden muchas cosas. La mayoria no se expresan con palabras, porque son experiencias, no son conceptos.

El yoga es práctica, experiencia e indagación desde el coraje, la paciencia y el Amor.

Estas son algunas de las cosas que podría destacar, y compartir con vosotr@s de este aprendizaje:

Press enter to search