Equilibrio entre la Acción y la Entrega

 Sthira sukam asanam. Este sutra es para mi uno de los más importantes y nos muestra que la practica (en el Yoga y en la Vida) tiene que haber un equilibrio entre la Acción y la Entrega (dejar Ser), así como hay equilibrio entre el Yin y el Yang, entre la luz y la sombra, entre dar y recibir. Se trata de un aspecto dual (que también puede abarcar todos los coloridos intermedios) que, en el fondo, tiene que ver en cómo gestionas y regulas tu energía. Al principio quizás puede parecer sencillo pero en la practica, muchas veces, no lo es tanto; en ocasiones nos dejamos llevar por la inercia.

Las cuatro cosas importantes que aprendi

Cuando empecé a practicar Yoga, me asombre por la capacidad sutil que tenia esta practica para trasladarme a un espacio de Calma y Felicidad desde la Presencia. Conforme fui profundizando comencé a maravillarme también por las asanas, y comenzaba a probarlas con curiosidad. Algunas eran accesibles y otras no tanto. Y el Yoga asana, junto con la danza,  el pranayama, la meditación y el trabajo energético fundamentarían mi indagación del dia a dia. Se aprenden muchas cosas. La mayoria no se expresan con palabras, porque son experiencias, no son conceptos.

El yoga es práctica, experiencia e indagación desde el coraje, la paciencia y el Amor.

Estas son algunas de las cosas que podría destacar, y compartir con vosotr@s de este aprendizaje:

La importancia de encontrar tu propia ALINEACION

Si eres practicante habitual de Yoga habrás escuchado en multitud de ocasiones en las clases indicaciones de alineación como : “coloca los pies paralelos y a la altura de las caderas” en el perro boca abajo, o “coloca los brazos paralelos al subirlos cuando inhales en el saludo al sol“, o  quizás “coloca la pelvis alineada en el plano de las piernas” en Trikonasana, por dar unos ejemplos… (yo suelo dar estas indicaciones en mis clases). Todos estos tips o “pautas” ayudan para conectar  con el cuerpo y a activar lo que llamamos “microgestos” dentro de las asanas o secuencias.

Las pautas o indicaciones ayudan y orientan pero son una herramienta de indagación. Muchas veces funcionan como creencias y construyen límites o miedo.

Mi consejo es que no dejes que tu practica sea sólo eso o que sacrifiques tu propia intuición  (por ejemplo, si surge dolor o porque sabes que “no es tu momento”, “no estás preparada aún”) sobre una indicación que se presupone es genérica para todo el mundo. Y todos no somos iguales, ¿verdad? Como decía Leslie Kaminoff : – “Prueba esto. Prueba lo otro. ¿Que sientes? ¿Qué notas de diferencia?” -Eso es indagar. Tapas, reconoce que puedes hacer. Ishvara Pranidana, reconoce qué no puedes hacer ahora. Svadyaya, practica para poder tener sabiduría y ver la diferencia.

En este articulo me gustaría reflexionar sobre la importancia de la propia indagación anatómica. El poder de la autoobservación y la intuición. Recuerda que ademas de tener músculos tenemos también tendones y  huesos. Es importante comprender y respetar sus características. Todo esto forma parte de tu capacidad de indagar y de mantener la atención.

7 consejos de Yoga para el músculo Piriforme y glúteos.

¿Sabes identificar los músculos que componen tu pelvis? Uno de ellos, el piramidal, es fundamental para la estabilidad, movimiento y salud en general de tus piernas y espalda.  Algunos ya lo conoceréis si habéis tenido dolor de ciático, ya que este músculo, si está tenso, puede afectar a este nervio, produciendo un dolor intenso en pierna, glúteo y espalda (síntomas comunes con la ciática, pero en este caso se le llama “sindrome del piramidal”). Especialmente, os interesa conocerlo a todos los que trabajáis sentados o permanecéis largas horas en esta postura.

En este artículo te mostrare que es el piramidal, asanas  o posturas recomendadas y algunos consejos para tu practica de yoga para su activación y alivio (si es que padeces del sindrome del piramidal o conoces de alguien que lo padezca)

Viveka y el discernimiento

 

Las personas nos identificamos frecuentemente con nuestros pensamientos, y por ello nos vemos atrapados por las emociones que generan. Este proceso emocional tiene su origen en un proceso físico y también mental.  Nos cuesta darnos cuenta de que es posible aislar los pensamientos de la persona que los experimenta.

Este proceso de “desidentificacion” que implica distanciar los pensamientos permite darse cuenta también que el Observador es un continuo de consciencia; implica observar que el Observador no es un pensamiento, y que puede llegar a sentirse incluido/a en el espacio que le rodea y contener el universo en si mismo/a.

Este ejercicio de discernimiento es una de las bases de la meditación.

Press enter to search